domingo, 27 de junio de 2010

Nadie nos ayudará

Las clases populares y trabajadoras, la ciudadanía, esta sola. Sola en su inmensa compañía, frente a quienes pretenden desmontar el estado del bienestar, aplicar programas del FMI e imponer una política económica suicida de reducción del gasto público y de empobrecimiento generalizado de la población.

Los poderes económicos y políticos europeos, en una alianza sin precedentes ni fisuras, excepto actores políticos de izquierdas transformadoras, movimientos sociales y sindicatos de clase, nos lleva a afirmar que estamos solos, silenciados y ante el inicio de campañas de desprestigio. Pero no solo eso, la Unión Europea está poniendo en marcha una suerte de policía política europea, para controlar "radicales". Es decir ante el previsible incremento, real ya, de protestas organizadas de las clases trabajadoras y de los Movimientos y Sindicatos, así como de la ciudadanía, la respuesta es crear una nueva Brigada Social virtual que defienda la Dictadura de los Mercados.

ATTAC está tratando de articular propuestas y de demostrar que se pueden cambiar las cosas, acabar con el modelo especulativo y el casino económico, denunciar la falta cada vez mayor de democracia y proponer una salida social y justa a la crisis capitalista. Pero para ello, hay que moverse.Una parte de esta campaña, es la de solicitar la creación de la Banca Pública, ética y democrática ya.

El G20 fracasará. Las medidas de ajuste del FMI y la UE, conduciran a Europa a mallores cotas de pobreza y deigualdad. Pero tambien nuestras resistencias se multiplicarán, la alianza social antineoliberal verá la luz y el 29 de Septiembre lamovilización ciudadana europea, marcará un antes y un después.

Frente a la derecha hay que articular una amplia base de ciudadanía democrática que transforme las reglas del juego. Es difícil, lo sé, pero ATTAC está dispuesto, creo debe estar dispuesto a impulsar y a ser cemento o parte de ese cemento, necesario para fraguar la alianza social antineoliberal frente a la crisis capitalista.

Pero para tener éxito en las movilizaciones, hay que transformar las acciones únicas y exclusivas de la clase obrera en acciones ciudadanas de las clases trabajadoras, de los que producen, de los y las que se buscan la vida solas y solos frente a los poderes financieros.
La rebaja de pensiones, el peligro del sistema público de pensiones, los recortes brutales al crédito a familias, pymes y autónomos, las privatizaciones en educación, sanidad y sector público, nos perjudican a todas y todos. Luego hagamos del 29 S una jornada de articulación e inicio de las nuevas propuestas democráticas y sociales frente a la Dictadura de los Mercados, es decir la dictadura del capital contra los pueblos de Europa y en una expresión de solidaridad internacional antineoliberal.
Así los pueblos y sus movimientos y sindicatos transformados en actor político, tomaremos el protagonismo en nuestras manos y creedme, lo vamos ha hacer.Lo vamos a hacer porqué nos va mucho en ello.

Pero ojo, no solo se trata de economía, sueldos o créditos, no. Se trata también de salvar nuestro planeta, defender nuestro medio ambiente, propugnar la soberanía alimentaria y garantizar el derecho al alimento de las personas. Se trata de comenzar a luchar ya por el buen vivir, al que todas y todos tenemos derecho y de defender la paz.

El G20, no nos resolverá nada, si no somos capaces de articular una respuesta político social nueva y generalizada. Defender las medidas del FMI ahora, no solo es injusto, es suicida.

1 comentario:

Adolfo Lledó dijo...

Compañero Carlos, has acertado de pleno sobre el fracaso de la última cumbre del G-20. Realmente, estamos tan sometidos a la hipocresía del capital, que realmente los margenes que les quedan a los gobiernos son muy estrechos. Asfixiados por las necesidades de financiación permanente, los gobernantes de todos los paises endeudados del planeta solamente tienen dos opciones, pagar o pagar. Pagan los gobiernos para poder seguir endeudandose y seguir con el actual sistema. La única solución posible es rebajar la deuda tanto como sea posible y para ello habremos de hacer un esfuerzo titánico para no acabar como el titanic. Lo que si está meridianamente claro es que los que nos han llevado a esta situación siguen codiciando el oropel que tanto les deslumbra y no son capaces de entrever siquiera las consecuencias de sus propios actos.
Los que entendemos la economia de otra manera y luchamos por ello cada día, consideramos una aberracion que el capital ocupe el lugar que le corresponde al trabajo, pues finalmente eso es lo que nos piden, gastar menos y mas productividad. Eso si, llevemos los ahorros a nuestro banco amigo para que pueda enjugar los beneficios de todos los prestamos incobrados que dieron a sus amigos promotores para vendernos pisos un 30% mas caros cada año, y que hemos tenido que hipotecar para nuestros hijos, que ni vendiendolos de nuevo pagaran semejante deuda.
Algún día habra que decir claramente a costa de quien se está retribuyendo a los accionistas y consejeros de estos bancos tramposos, que si fuesen obligados a contabilizar las perdidas en sus balances se hundirian en la bolsa y arrastrarian al resto de ahorradores al abismo del crack bursatil. Mientras algunos siguen jugando al Capitalismo de la Srta. Pepis, otros se hunden en una miseria que impide el consumo de los bienes mas necesarios y ni te cuento de aquello mas superfluo, como no va a haber crisis en el sector de automovil?
En definitiva, vivimos sumidos en las consecuencias de nuestros propios actos.
Que feliz mi suegro, que se tumba al fresco del verando bajo una parra, nada debo, mas tengo, pensando unicamente en cuantas estrellas hay en el firmamento...